Logotipo pequesalud.es
Logotipo Abbott. A promise for life


Consejos sobre el dolor en los niños

¿Qué hacer si tu hijo se queja de DOLOR?

El dolor es un síntoma frecuente que en ocasiones tiene una causa orgánica, y acompaña a muchas enfermedades infantiles pero que, con mayor frecuencia, no tiene un origen patológico pudiendo ser, incluso, psicógeno.

Recuerda que el analgésico resulta imprescindible en muchas situaciones, pero también lo es vuestra actitud: calmar y consolar al niño es parte fundamental del tratamiento del dolor.

Dolor de garganta

Si tu hijo se queja de “dolor al tragar”, lleva unos días acatarrado, tiene fiebre y su garganta parece enrojecida.

¿Qué debo hacer?

  • Mientras consultas con el pediatra, ofrécele abundantes líquidos y respeta su falta de apetito, pues es probable que no quiera comer. Hasta entonces le puedes administrar un analgésico en la forma que habitualmente te indique tu pediatra  (confirma bien la dosis).
  • Abriga su garganta con un paño seco y caliente.

Dolor de oídos

La otitis o inflamación del oído causa un dolor agudo y punzante, que despierta por la noche, muy difícil de calmar que empeora cuando el niño  permanece  tumbado, al tragar, al masticar o al sonarse la nariz.

¿Qué debo hacer?

  • Acude enseguida al pediatra, para que diagnostique el tipo de otitis que tiene tu hijo y examine el estado del tímpano.
  • Ponle paños caliente -calentados sobre el radiador o con la plancha- sobre el oído.
  • Coloca otra almohada bajo el colchón para que duerma semiincorporado: así disminuye la presión sobre el oído.
  • Si es un bebé, cógele en brazos: a veces ese simple gesto consigue aliviar mucho su dolor.
  • Dale los analgésicos que te haya recetado el pediatra.

Dolor de tripa

Puede deberse a causas y motivos muy diversos: catarros, gripes, empachos, cólicos, gastroenteritis, estreñimientos, gases, neumonía…

¿Qué debo hacer?

  • Observa si aparecen otros síntomas que lo acompañen: estreñimiento, diarrea, vómitos, palidez, decaimiento…
  • No le des un analgésico hasta que no lo vea el pediatra, pues ello enmascararía la existencia de un posible trastorno importante dificultando la detección.

Dolor de cabeza

La causas pueden ser muy variadas: fiebre, catarros, gripes, sinusitis, dolor en los dientes, meningitis, otitis, un golpe tras una caída… Los niños también pueden sufrir migrañas, que suelen acompañarse de náuseas y vómitos y no obedecen a ninguna causa orgánica.

¿Qué debo hacer?

  • La consulta al pediatra es imprescindible para que determine la causa del dolor.

Debes acudir a URGENCIAS sin demora si:

  • Un dolor de tripa persiste o es cada vez más intenso, el niño se queja constantemente y no desea comer nada y está pálido y decaído.
  • Si es un recién nacido o bebé,  y muy especialmente si el dolor se acompaña de fiebre alta  y le notas la tripa dura o tiene sangre en las deposiciones.
  • Se queja de dolor de cabeza, esta muy decaído, tiene mucho sueño o ha vomitado.
  • El dolor de cabeza no cesa con el tratamiento recomendado por el pediatra y ha aumentado en las últimas horas, o le despierta por la noche.
Este sitio web ha sido desarrollado de acuerdo a los siguientes estándares:
Validar XHTML 1.0 Estricto en W3C Validar CSS 2.0 en W3C Sitio acogido a la Iniciativa de Web Accesible WAI (AA) Sitio Web validado por TAW 3 y calificado como AA
Copyright 2014 ©. Abbott Laboratories, S.A.